Daniel Orellana y Luz Martínez
Ciervo del Dios altísimo